El coworking corporativo

30 octubre, 2014 | Por | Comentar

Todo empezó con una petición por parte de una importante empresa catalana entorno al coworking y la fuerza laboral externa cuando Monday Happy Monday entró en contacto con el concepto de “coworking corporativo”. Después, estuvimos googleando y nos tropezamos con un libro muy interesante acerca del futuro del trabajo: “The fifth age of work”, de Andrew Jones, professor de la Universidad de Texas y cofundador de Conjunctured, un importante espacio de coworking en Austin desde 2008. Contactamos con él a través de Linkedin, nos intercambiamos unos cuantos e-mails en los que nos explicó el proyecto de Conjunctured, y al final todo acabó con una interesante conversación por Skype con Drew y su socio David Walker. Bien, en realidad acababa de empezar una relación que nos está permitiendo importar su know-how para implementar el concepto de “coworking corporativo” en las empresas, clústers, parques de negocios o zonas industriales de nuestro país.

coworking_corporativo_mondayhappymonday_zonacoworking

El aumento de la fuerza laboral externa

En los últimos años el Coworking ha sido testigo de un resurgimiento significativo  de profesionales que trabajan de forma independiente como autónoma o emprendedora individuales.

Esta tendencia está creciendo (500.000 empresas unipersonales formades en 1 año en EUA). Según Dan Pink en su artículo en Fast Company y su libro Free Agent Nation, dicha tendencia se aceleró en gran medida como consecuencia de la crisis. El estado actual de la economía ha influido significativamente en la aparición de la nueva fuerza laboral, así como en dónde y cómo trabajamos.

Si bien hoy en día el 35% de los trabajadores de la economía estadounidenses son independientes, se estima que para el 2020 este porcentaje será del 40% Como los profesionales ya no pueden confiar en sus títulos universitarios por no traducirse en puestos de trabajo, los trabajadores se han vuelto más flexibles y creativos en sus profesiones: están iniciando empresas y crean su propios puestos de trabajo.

Los trabajadores independientes necesitan de un ambiente de trabajo productivo y social en lugar de sus casas o cafeterías, lo que ha estado conduciendo a una gran demanda de espacios de coworking en todo el mundo. Estos espacios de trabajo están brotando por todo el país con el fin de dar cabida al creciente número de knowmads.

A medida que crece la tendencia de la fuerza laboral hacia la contratación independiente y freelance, los espacios de coworking y los entornos colaborativos se vuelven más y más importantes, tanto desde el punto de vista social como profesional, como dijo Button Beau, Fundador de WebDevrs y el Dojo en Nueva Orleans, de modo que estos espacios dejarán de ser la excepción y el coworking pasará a ser la regla.

Por otro lado, las empresas, recuperándose de la crisis, están pasando de estructuras fijas a la flexibilidad en el trabajo, soluciones en la nube y procesos de súper eficiencia -perdiéndose a menudo en el cambio la capacidad de innovar para mantener su relevancia-.

El aumento de la “extended workforce” es pues el otro mantra que nos ha llevado a combinar el concepto coworking con la empresa para ayudar a las entidades corporativas a evolucionar con las nuevas demandas y expectativas de la nueva fuerza laboral.

El rol de los coworking públicos

Más de un gestor, cuando lea este artículo, pensará que el coworking corporativo es una amenaza para su negocio. Nada más lejos de eso. Al contrario, el concepto de coworking corporativo es toda una oportunidad para los coworking públicos.

Según una encuesta de Deskmag, casi uno de cada 10 coworkers de los coworkings públicos son empleados de grandes o medianas empresas. Accenture, PwC y Capgemini tienen la mayor parte de sus equipos desplegados en diversos espacios de EUA.

En 2011, cuando la empresa de electrónica Plantronics rediseñó su sede en Santa Cruz, California, los ejecutivos decidieron eliminar los despachos para un tercio de los 500 empleados locales de la empresa. A los empleados se les dió a elegir: podían trabajar todos los días desde su casa, podían acudir a la sede o podían unirse a una de las tres ubicaciones coworking.

Quizás los coworking públicos deban buscar socios que conozcan bien el binomio coworking + corporación capaces de vender sus espacios a las las organizaciones porque hay que convencer a los directivos tradicionales para que abracen las políticas laborales liberadoras y, para ello, la diferencia entre hacerlo o no debe ser demostrada con números.

Sobre el autor invitado: Maite Moreno es CEO de Monday Happy Monday, empresa que acuña el concepto del headhunter al ámbito del freelancers, convirtiendose en la primera empresa de gighunting en nuestro país. David Vilella trabaja en Neàpolis, agencia de innovación de la tecnología, el diseño y el espíritu empresarial. Maite y David son Partners Europeos de la plataforma global de coworking Nomatik.

Etiquetas: , , ,

Categoria: Coworking, Internacional

Sobre el autor ()

Deja tu comentario


2 + = 5

Nexudus Spaces: Manage and promote your coworking space