Rescatando el talento para crear nuevas reglas

3 marzo, 2014 | Por | Comentar

Hasta hace muy poco hacer dinero era relativamente fácil y no hacía falta tener éxito. Pero, de repente, hacer dinero ya no es tan directamente proporcional a nuestros esfuerzos y cumplimiento de las reglas establecidas. Y además, ya no estamos tan seguros de qué es el éxito.

rescatando_el_talento_juna_albert_zonacoworking

Y es que ya han quedado atrás los días en que una estrategia lógica y bien analizada nos ayudaba a predecir el éxito económico. Hasta hace poco vivíamos en un mundo poco interconectado, en donde el conocimiento no era aún una commodity, y con clientes dispuestos a comprar casi cualquier cosa que les propusiéramos.

En un mundo así, uno podía tener éxito:

  1. Si disponía de acceso privilegiado a la formación, a la información y al capital inicial
  2. Si disponía de tiempo para convertirse en un experto en una área regida por un sistema fijo de normas, especificaciones y pautas

En cuanto al tiempo para convertirse en un experto, desde principios de la década de 1990, y gracias al estudio de K. Anders Ericsson, todos sabemos que a la hora de tocar el violín no existe el talento. El estudio descubrió que una persona con menos talento que otra, podía sobrepasar a la más talentosa, tan solamente con que siguiera las reglas y se esforzara durante el tiempo suficiente, estimado según el estudio en 10.000 horas.

Tampoco existe el talento cuando uno tiene el privilegio de la formación, la información y el capital inicial. Ahora que los dos antiguos supuestos para el éxito han dejado de serlo, y con ello los privilegios han terminado, es hora de rescatar el talento. Porque el talento, al revés que los privilegios, puede llevarnos a todos al éxito.

Tenemos que rescatar el talento para crear nuevas reglas, y por ello nuevos mercados. Y tenemos que rescatar el talento para inspirar a un cliente que ya no compra cualquier cosa, sino sólo lo bueno que seamos capaces de inspirarle: valor, sentido, autenticidad, pasión y sorpresa.

Así es como pudo nacer el Zumba que nació de la pasión de Alberto Pérez, -su “azaroso creador”-, por la samba. El Zumba nació como la combinación de pasos de fitness con casino online pasos y música de samba un día en que “Beto” olvidó los cassettes de fitness y usó los de samba que siempre llevaba encima por ser ésta su pasión.

Es hora de rescatar el talento que rompe reglas, no para cargarse nada, sino para crear algo nuevo.
Es hora de rescatar el talento que percibe, intuye y resuena con las necesidades y gustos del cliente.
Es hora de rescatar el talento que inspira y da bienestar tanto a quienes nos han de comprar como a nosotros mismos.

Y todo ello pasa por que recuperemos:

  • La Presencia, recuperando nuestra pasión y nuestro propósito
  • La Sintonía, recuperando nuestras capacidades innatas para sintonizar con los demás, y con la realidad tal como es, impredecible y por ello llena de posibilidades, desde la percepción y la intuición
  • La Resonancia, recuperando nuestra capacidad de resonar con los descubrimientos de los demás, y compartiendo descubrimientos que nos permitan vivir en ilimitados océanos azules.
Sobre el autor invitado: Juna Albert, es física y coach especialista en neurociencias, fundadora y presidenta de Física emocional, inspirando y creando realidades In & Out, escritora, consultora y conferenciante. www.junaalbert.com

Etiquetas: ,

Categoria: Emprendedores, Formación

Sobre el autor ()

Deja tu comentario


+ 5 = 9

Nexudus Spaces: Manage and promote your coworking space