Mercedes Wullich: “El coworking es una forma más sana y sostenible de trabajar”

22 julio, 2013 | Por | 1 Comentario

Mercedes Wullich, periodista y empresaria nacida en Buenos Aires con residencia en Madrid, es fundadora y directora de The Women Station, espacio de coworking temático para mujeres emprendedoras y profesionales. A finales de 2008 crea Mujeres&Cía, el portal de las mujeres empresarias, directivas y profesionales, un medio periodístico con el foco puesto en las mujeres que deciden.

Mercedes es autora del libro “6 mujeres 6 voces: Otra mirada sobre la mujer y el poder” (2004) y fundadora del ranking “Las Top 100 mujeres líderes en España”, iniciativa que tiene como objetivo dar visibilidad a las mujeres y que sus voces se escuchen en los debates y en la agenda estratégica política, económica y social.

¿Qué es el coworking para ti?

El coworking es una forma de trabajo que ya es algo más que una tendencia. Se trata de una forma más sana y sostenible de trabajar que muchas personas y algunas empresas comienzan a apreciar.

¿Cuándo abrió sus puertas The Women Station?

Empezamos a trabajar en el proyecto en marzo del 2012 y abrimos el espacio en mayo de ese mismo año así que llevamos algo más de un año en funcionamiento.

Por otro lado, cabe destacar que el equipo de The Women Station no se dedica únicamente a gestionar este espacio. Tenemos otros proyectos como una consultora de género, un medio de comunicación y un ranking y, para mí, The Women Station es el resultado de estructurar todo estos proyectos y movimiento para las mujeres en base a un espacio de encuentro. Soy consciente de que el espacio es muy joven y, en ese sentido, estamos buscando el formato más adecuado.

Asimismo, intentamos encontrar sinergias con todos los proyectos anteriores y, como resultado, ofrecemos a las empresas que patrocinen proyectos, hacemos casting y lo divulgamos en Mujeres y Cía que tiene un 80% de lectoras femeninas.

Quiero destacar que los tres meses de trabajo previos a la apertura al público fueron sumamente inspiradores y motivadores gracias a la Fundación Sin Límites.

– ¿Cómo definirías el espacio de The Women Station?

Para mí es un espacio que intenta dar un lugar a las mujeres que han quedado fuera del mercado laboral en cuanto a la posibilidad de emprender o reinventarse a ellas mismas y, por tanto, necesitan un poco más de impulso y apoyo en habilidades específicas. Me refiero a un impulso y un apoyo del que, en algunos casos, carecen por cuestiones culturales y con el que los hombres sí cuentan por las mismas cuestiones históricas y culturales a las que me refería anteriormente.

¿Consideras que el mundo del coworking es una moda con fecha de caducidad o que se implantará fuertemente en el mercado laboral?

En la línea de lo que he comentado antes, no sólo creo que es algo más que una tendencia, sino que es algo necesario tanto para el ámbito del emprendimiento, como para el de las empresas. De hecho, en el caso de las empresas, se está observando una tendencia a la tercerización o subcontratación que representa una buena oportunidad para The Women Station. Así, por ejemplo, tenemos una coworker que pasa parte de su jornada laboral semanal con nosotras porque tarda 3 h diarias en desplazarse a su trabajo. Si todos los días de la semana tuviera que desplazarse a su trabajo, consumiría 15 h de su semana. De esta forma, los días que está en nuestro espacio de coworking, gana calidad de vida, aprovecha mejor el tiempo y es más eficaz.

Algunas empresas se están planteando ya esta posibilidad por diferentes motivos pero, sobre todo, destacaría la motivación y los incentivos ya que cada vez parece más obvio que las personas rendimos más cuando nos sentimos motivadas y cuidadas; cosa que no ocurre cuando los desplazamientos a nuestros trabajos consumen una parte importante de nuestro tiempo.

¿Qué crees que busca un profesional que desea trabajar en un espacio de coworking?

Yo creo que buscan poder referenciar lo que hacen, tener otras miradas, cambiar ideas, inspirarse, impulsarse, contrastar el camino; cosas que cuando una está en solitario es muy difícil.

Cuando digo referenciar lo que hacen quiero decir que las mujeres no tenemos muchos espejos en los que mirarnos porque aquellas que pueden ser referencia o inspiración para otras mujeres no son visibles. De hecho, hay pocas mujeres públicas con mucha visibilidad y, el hecho de tener otros perfiles facilita esta referencia, permite elegir guías para que nuestras coworkers vean que es posible salir adelante.

En este sentido, yo recomiendo a las mujeres (u hombres) que no se aíslen, que crean en los valores de compartir, colaborar y cooperar porque tiene mucho que ver con impulsarse y motivarse.

– ¿Cuáles son los servicios de un espacio de coworking que más os demandan?

Depende de los proyectos. Para aquellas mujeres que ya tienen la empresa en marcha, los servicios o asistencia que nos demandan son búsqueda de clientes, financiación, internacionalización, etc. En el caso de las emprendedoras, sus necesidades varían desde la financiación a rediseñar su modelo de negocio porque no han obtenido la respuesta que esperaban.

Este tipo de apoyo lo ofrecemos mediante las mentorías. De hecho, ahora empezamos una etapa de mentorías que estamos ciñendo a lo que nos están demandando actualmente como internacionalización, cómo conseguir recursos, optimización de costes o todo lo que tiene que ver con el marketing y las redes sociales.

¿Cuántos coworkers hay ahora utilizando las instalaciones de The Women Station?

Actualmente tenemos 10 coworkers.

¿Cuál es el elemento diferenciador de The Women Station respecto a otros espacios de coworking?

Nuestra principal diferencia es que estamos centradas en mujeres. Esto no quiere decir que los hombres estén excluidos ya que creemos en los equipos diversos. Sin embargo, a la hora de elegir proyectos queremos impulsar más los que tienen mujeres.

– ¿Es rentable un espacio de coworking a día de hoy?

Supongo que muchos sí. Tiene que ver con un tema de maduración. Hay espacios que fueron pioneros y está claro que les fue bien porque han abierto más. No obstante, creo que hay un tiempo de maduración en el que cada uno debe encontrar su veta, nicho, identidad, personalidad.

Nosotras estamos incentivando la formación porque es lo que nos piden nuestras coworkers y, además, desde The Women Station la valoramos, más que como formación per se, como un lugar de encuentro.

Continuamente buscamos financiación para hacer talleres y, sobre todo, acciones para personas desempleadas ya que The Women Station es muy sensible hacia este colectivo. Actualmente, hemos obtenido patrocinio para realizar talleres durante tres meses.

En cuanto a The Women Station, creo que conseguiremos llenar el espacio a medida que pase el tiempo, ganemos experiencia y sepamos adaptarnos al mercado. Para ello, periódicamente hacemos una revisión para ver de qué manera damos respuesta a las necesidades que se nos presentan.

¿Cuáles son los objetivos a corto plazo de The Women Station?

A corto plazo, nuestro objetivo es no tener un metro de sala libre. Hoy tenemos 2 salas y un espacio que se puede utilizar después de las 19 h. Mi reto es que las 2 salas tengan una explotación sostenible de forma que podamos dar formación al mínimo coste posible y, al mismo tiempo, cumplir con el objetivo de que el espacio no esté vacío.

¿Dónde os veis dentro de 5 años?

Dentro de 5 años esperamos que la mayoría de los proyectos que se generen o incuben aquí, en base a la cooperación y a nuestra formación y mentorías, tengan futuro y perduren en el tiempo.

Etiquetas: , ,

Categoria: Coworking, Entrevistas

Sobre el autor ()

Deja tu comentario


7 + 7 =

Nexudus Spaces: Manage and promote your coworking space