Crowdfunding, financiación colectiva

18 diciembre, 2012 | Por | 1 Comentario

El crowdfunding toma cada vez más relevancia en los medios, gracias entre otras cosas, a iniciativas innovadoras y mediáticas. En España, casos como la película el Cosmonauta (de la que se hicieron eco bastantes medios) o la acción popular que recaudó fondos para presentar una querella contra Rodrigo Rato (una de las más efectivas en cuanto a la consecución de la cantidad objetivo en tiempo récord), son un claro ejemplo.

Cuando hablamos de crowdfunding o financiación colectiva, nos referimos a la obtención de recursos para la financiación de un proyecto a través de la cooperación colectiva de personas: un gran número de personas aportando pequeñas cantidades de dinero. Habitualmente  este proceso se realiza a través de una plataforma en Internet que facilita el proceso.

Proceso de crowdfunding

Dentro del crowdfunding podemos encontrar una amplia variedad de proyectos y plataformas, la siguiente clasificación muestra las distintas opciones de crowdfunding que podemos encontrar en función del incentivo que se puede recibir por participar del proyecto, el tipo de plataforma que se use y otras opciones como el crowdsourcing (recursos, tiempo, etc) o la financiación de proyectos que ya están en marcha.

Clasificación crowdfunding

Kickstarter, una de las plataformas más conocidas, probablemente haya sido la plataforma que haya impulsado más el desarrollo del crowdfunding desde su lanzamiento en 2009, apoyando ya a más de 32000 proyectos y recaudando más de 350 millones de dólares.

Muchas de estas plataformas sólo operan en una determinada área geográfica o con un tipo de proyectos. Según datos de crowdsourcing.org, se han recaudando unos 1500 millones de dólares en todo el mundo durante el 2011 a través de las plataformas existentes (208 plataformas operando en Estados Unidos y Canadá, 186 en Europa y 58 en el resto del mundo). En este 2012, la estimación es que esta cantidad casi se duplique y se llegue a los 2806 millones de dólares.

Los beneficios parecen claros, aporta una fuente de financiación alternativa que puede permitir la obtención de recursos de una manera rápida. Además, en muchos casos, permite financiar proyectos innovadores, culturales o sin ánimo de lucro que de otra manera sería difícil que obtuvieran financiación. En cualquier caso, no debemos olvidar que el crowdfunding también presenta algunos inconvenientes como el temor a divulgar la idea del proyecto en un estado muy temprano de desarrollo y posibilitar que sea copiado o la inseguridad jurídica que presentan en la actualidad.

El marco legal está siendo un impedimento para un mayor desarrollo del crowdfunding aunque parece que esa situación comienza a revertir con iniciativas como la Ley JOBS estadounidense. Barack Obama firmó una legislación conocida como JOBS Act (“Jumpstart Our Business Start-ups”) que permitirá que en EEUU, las empresas que ingresen hasta un máximo de 1.000 millones de dólares puedan buscar inversores mediante crowdfunding. En España son muchas las voces que ya reclaman leyes similares y una mayor claridad respecto al tratamiento legal e impositivo de las acciones de crowdfunding.

Etiquetas: , ,

Categoria: Crowdfunding, Emprendedores, Noticias, Startups

Sobre el autor ()

Deja tu comentario


4 + 7 =

Nexudus Spaces: Manage and promote your coworking space